top of page

Caso Familia Lang (1)

Actualizado: 22 may 2023


El caso de la familia Lang es uno de esos casos mediáticos que dan visibilidad. Colocamos en el blog, un artículo que explica bien la situación y una serie de videos importantes.


En siguientes publicaciones expondremos la sistemática de corrupción y secuestro por parte de los Servicios Sociales de Cataluña, idénticos a los del resto de España.



Pesadilla juvenil Rescatados de niños del "cautiverio" e inquietos en casa

Sociedad / Sociedad / El derecho a la defensa Sarkisov Grigory Artículos 2023 No 16 (6881) (26-04-2023)


Parecería que se suponía que su vida era un cuento de hadas. Se casó con un banquero suizo, dio a luz a dos hijos, no necesitaba nada. Pero un día el cuento de hadas se convirtió en una pesadilla. En Cataluña, donde la mujer rusa Elena Lang se mudó temporalmente desde Suiza, sus hijas, Ellie y Lily, fueron secuestradas por menores. Sin ningún tribunal allí, sino simplemente por la denuncia del director de la escuela.

Con la ayuda de abogados y nuestros diplomáticos, los niños fueron rescatados del orfanato y devueltos a Rusia, pero aquí también Elena fue recibida, francamente, sin amabilidad.


- Elena, ¿tus hijos son ciudadanos rusos? - Soy de San Petersburgo de cuarta generación, mi padre fue capitán de segundo rango, profesor en la Academia Naval Almirante Makarov, fue primer oficial en el famoso velero Mir, viajó repetidamente alrededor del mundo y murió en el mar, como un verdadero marinero. Después de la escuela diplomática, estudié en una universidad en Suiza. Allí conoció al que iba a ser su futuro esposo, Thomas Lang, en 2009 nos casamos, tenemos dos hijas: Ellie, que ahora tiene diez años, y Lily, de siete años. Ellas, como yo, tienen ciudadanía rusa y suiza. En casa, los niños se comunicaban en ruso y alemán suizo. Por desgracia, Ellie padecía la enfermedad celíaca desde su nacimiento, en Suiza esta enfermedad se considera incurable, y nos aconsejaron contactar a uno de los mejores gastroenterólogos pediátricos del mundo, la luminaria mundial Ramón Tormo. Así acabamos en Barcelona en 2021. Estoy muy agradecido a Ramón, literalmente sacó a Ellie de aquel mundo y se recuperó rápidamente. Mi esposo nos visitaba de vez en cuando, pero no podía dejar su trabajo en Zúrich e íbamos a regresar después de que la salud de Ellie se estabilizara. En Barcelona alquilamoa una casa fuera de la ciudad, Ellie y Lily estudiaron en el colegio privado de inglés Iscat Maresme. A finales de febrero del año pasado, las niñas dijeron que les dieron una conferencia en la escuela sobre "Los bárbaros rusos que matan niños en Ucrania". Además de "cinco minutos de odio" estaban incluso en la clase de Lily, de cinco años. Pregunté a los maestros el por qué les hablaban a los niños sobre política, que ni siquiera los adultos entienden. No sabía entonces que en España era peligroso criticar en una escuela por el contenido de las lecciones. Ahora ya lo sé.



- ¿Tus problemas comenzaron con esta escuela de élite? - El 17 de junio de 2022 hubo una clase abierta en la escuela, pasé dos horas con los niños, todos nos sonrieron, no hubo ni una pizca de hostilidad. Luego fui a trabajar a la agencia inmobiliaria. A las dos de la tarde recibí una llamada de un número anónimo de cierto funcionario de la Generalitat (máximo organismo de autogobierno de Cataluña).Me dijo que a mis niñas las habían llevadas directamente de la escuela a vcentro de acogida y que nunca las volvería a ver. La misma llamada se hizo Thomas en Zurich. Estábamos horrorizados, mi esposo terminó en el hospital con un infarto. Más tarde supimos que gente de la Generalitat llegó en coche al colegio, los profesores les entregaron a Ellie y Lili y las metieron en el coche con las palabras: "Tus padres están muertos, vivirás en un orfanato". Las niñas lloraban, pedían que las soltaran, trataban de huir, pero las tías “menores” les sujetaban las manos con fuerza. En el centro de acogida del CRAE Llar les Vinyes, donde se alojan niños secuestrados por “menores” junto a menores delincuentes, a las niñas se les inyectó inmediatamente algo, se les prohibió hablar ruso, se las vistieron con harapos y las acomodaron en diferentes plantas. Les quitaron la cruz ortodoxa a Lily y dijeron que ahora era española.

¿fueron las niñas secuestradas en base a algún documento? - Sólo había un "documento": una denuncia de la directora Maria Pla, ofendida por mí por crítica. También fueron denuncias infundadas, primero sacan niños de la familia, y luego lo arreglan, si es que lo arreglan. Así funciona la Justicia de Menores en España.


- ¿Qué había en la denuncia? “Diez páginas de chismes salvajes. La directora afirmó que “las niñas no tenían ningún documento que indicase que pertenecían a la familia Lang”, aunque las niñas habían estado estudiando en esta escuela durante 18 meses hasta ese momento y yo tenía sus partidas de nacimiento, fotos y videos con las niñas. , e incluso videos de los partos. El director informó que “las niñas estaban abandonadas, hambrientas, desvestidas” y que “era peligroso que las niñas se quedasen con su madre, debían ser internadas urgentemente en un orfanato”. Es decir, las hijas “hambrientas, abandonadas y desnudas” de un banquero suizo iban a un colegio privado caro, por el que pagamos otros 30 mil euros. Las niñas tenían una niñera y una cocinera especialmente contratada que cocinaba para ellas. También comentaron sobre nuestra ex au pair, quien dijo que a menudo yo llamaba desde el trabajo, y que estaba interesada en cómo estaban mis hijas y, ¡oh, horror! - que les prohibía ver la televisión durante mucho tiempo, Sí, y las obligaba a hablar en ruso. Por estos “pecados” míos, las niñas fueron internadas en un “centro penitenciario”, rodeadas con barrotes con alambre de púas bajo corriente y con ratas en cuartos de hielo.

- ¿Ha llamado a la policía? – Sí, junto a un amigo de nuestra familia, el abogado Antonio Mantinio. Fue él quien, usando sus conexiones, obtuvo una copia del "caso" tramado contra nosotros. Antonio pagó caro ayudarnos: lo golpearon, llamándolo "agente ruso", e intentaron quitarle la licencia de abogado, aunque provenía de una conocida dinastía de abogados en España. Tanto la policía como el juzgado nos dijeron que no aceptarían demandas contra la Generalitat. Antonio hizo los arreglos para que me reuniera con el fiscal. “El caso no tiene remedio”, dijo. “Ni se te ocurra escribir declaraciones y quejas, solo empeorará, ya no verás a las chicas, sopórtalo”. Y, sin embargo, el tribunal aceptó una declaración sobre el secuestro, que luego desapareció del caso. Y no nos permitieron ver a las niñas durante tres meses, permitiéndonos una llamada de cinco minutos y ordenándonos hablar solo en español.


¿Y cómo reaccionó el consulado ruso en Barcelona? - Nuestros diplomáticos en un principio no tenían muchas ganas de contactar con la Generalitat e incluso decían que mis hijas no eran ciudadanos rusas, aunque el propio consulado les expidiera los documentos. Pero cuando los medios de comunicación contaron la historia y el Ministerio de Relaciones Exteriores intervino en el asunto, el consulado comenzó a ayudarnos y su empleado Vyacheslav Harutyunyan envió regularmente solicitudes a los españoles, que, sin embargo, quedaron sin respuesta durante cinco meses.

¿Cuándo y dónde viste a las niñas? - Exactamente tres meses después del secuestro, el 18 de agosto, en una especie de sala de aislamiento. La dirección del orfanato era secreta, pero nuestro detective rastreó la furgoneta que llevó a las niñas tras su primera cita a esta prisión infantil, a 50 kilómetros de nuestra casa en Barcelona. La primera cita de 40 minutos fue así́: mi esposo y yo, luego de pasar por el “arco” y dejar nuestros teléfonos y bolsos a los guardias, entramos a una habitación con paredes blancas, y por la otra entrada, cinco guardias traían a las niñas. y se quedaron en la misma habitación. Aquí no dejaron entrar a ningún abogado, nos prohibieron entregar cualquier objeto y tampoco comida, nos prihibieron abrazar a nuestras hijas, nos prihibieron hablar en ruso, lo único que dijimos a nuestras hijas es que las queríamos mucho y que las sacaríamos de allí. Fue incluso imposible llamar a las niñas con nombres cariñosos. Las niñas estaban demacrados, miraban a su alrededor de manera angustiada, vestían una especie de harapos, estaban infestados de piojos. El primer día, a Ellie le quitaron el aparato dental que tenía debido a su enfermedad, Lily tenía una cicatriz en la pierna, alguien la apuñaló con un cuchillo. Una vez, los maestros la tiraron de la mano de Lily con tanta fuerza que la rompieron un dedo. Ellie, que necesita una dieta especial y costosa, la daban comida enlatada con guisantes, patatas fritas y alimentos mohosos, lo cual es como la matarla con la enfermedad que tiene. En el centro, la salud de Ellie se deterioró, pero al médico que la trataba, que la había observándola durante seis años, no le permitieron verla jamás. Se suponía que Ellie debía usar un aparato dental especial durante 15 horas al día, pero durante seis meses en el centro nunca le dieron este aparato, y ahora sus muelas están flojas. Ahora las niñas necesitan un examen médico completo, se les diagnostica neurosis, agotamiento, problemas estomacales, dolor en los pies y en la espalda.


- ¿Todo esto no es motivo de demanda contra los "menores" catalanes? “ellos sienten que tienen total impunidad, tal como las SS en los campos de concentración que se sentían que no tenían impunidad. La Generalitat está detrás de ellos, y nosotros no somos nadie, sobre todo porque somos rusos. Una vez que hicimos una cita con las niñas, no las vimos durante más de tres meses, y mi esposo voló especificamente desde Zúrich. Pero nos tuvieron en la entrada durante media hora, y luego... cancelaron la reunión. El detective dijo que "menores" trajeron a las niñas, se levantaron y se fueron. La Generalitat fraguó una querella para privarme de mis derechos maternos, incluso por "explotación sexual infantil" y "resistencia a la tutela de los funcionarios". Así que querían silenciarme. El principal consejo de los abogados españoles en tales casos: no haga nada, no se queje en ningún lado, no le diga nada a nadie. Y tocamos todas las campanas.


- ¿Se puede llevar a un niño bajo cualquier pretexto? - En el servicio social español hay algo así como un manual, hay trescientos "indicadores" universales, entre los que se eligen aleatoriamente motivos por los que se puede seleccionar a un niño. Todo depende de funcionarios “menores” como la corrupta activista LGBT Esther Cabanes Val, contra la que hay más de 600 demandas en el juzgado de lo penal de Barcelona. Esta señora organiza redes de pornografía infantil y prostitución, falsifica documentos, roba niños a familias y reparte millones que recibe de la UE "en interés de los niños".

Lily fue inmediatamente identificada como una catalana sin hijos que resultó ser amiga del director del colegio Iscat, donde estudiaban mis hijas. Emitieron documentos falsos para Lily como una "mujer española" con el nombre de Rozin y la llevaron a una casa literalmente al lado de la nuestra. Ya había seis niños del centro. Lily, la más joven, trató de escapar, pero la maltrataron y la encerraron en el sótano.

Es una especie de película de terror... - La justicia juvenil es un horror y un negocio, por cada niño incautado, los "menores" reciben una suma global de 68 mil euros del fondo de la UE. Para la manutención del niño, los tutores se asignan de 4 mil a 8 mil euros por mes. Por secuestrar a nuestras hijas, la Generalitat ganó más de 130 mil euros en un día y unos 300 mil euros por medio año de su tormento.

- ¿Cuándo apareció la esperanza del regreso de las niñas? - El caso se remonta a diciembre. En ese momento, nuestro detective había descubierto muchas cosas interesantes sobre los funcionarios de "menores". Entonces, en el "centro" solo había 40 niños, y el estado asignó 23 millones de euros al año para su mantenimiento: 575 mil euros por año, 48 mil euros por mes y 1597 euros por día salieron por cada niño. Y allí reinaban condiciones insalubres, las niñas no estaban bien alimentadas, no se lavaban, a menudo enfermaban. Después de este "paraíso", Ellie pesaba 25 kilos y parecía una prisionera de un campo de concentración. Por otro lado, desde el centro fluían transferencias "extrañas" a completamente desconocidos, a empresas privadas.


Enviamos documentos con importes, números de cuenta y nombres de los destinatarios al Centro Anticorrupción de España, y al mismo tiempo a los medios de comunicación de Suiza, Inglaterra, España, Rusia y Francia. Los "menores" estaban tensos y acordaron devolver a las niñas, pero no a mí, sino a mi madre Irina Vladimirovna. La traje de San Petersburgo, contraté a un abogado, aunque el servicio social me prohibió comunicarme tanto con mi madre como con mi esposo. Tuve que alquilar una habitación de hotel a nombre de mi madre, parece que vivimos separados. Los de “menores” le decían a mi madre que yo era una mala madre y una criminal, y ella les aseguraba que en Rusia no me darían a mis hijas. Estábamos listos para decir y firmar cualquier cosa para salvar a las niñas. En la víspera de Navidad, los "menores" exigieron autorización: el consentimiento de nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores para transferir la jurisdicción sobre los niños a Rusia. El 18 de diciembre lograron persuadir a los españoles para que “transfirieran temporalmente” a sus nietas a su abuela, y el 22 de diciembre mi madre vino al centro a recogerlas. El papel del "conductor de taxi" fue interpretado por nuestro conocido Javier, vivió en Rusia durante veinte años, habla bien ruso. Al ver a las chicas, mi madre se sorprendió: frente a ella había chicas asustadas, flacas y flacas. No sé por qué hay tantos piojos en España, en San Petersburgo nos deshicimos de ellos durante un mes entero. Nos dieron una condición: mi abuela y mis hijos se instalarán en un hotel frente a la oficina de servicios sociales, pero no puedo verlos. Comenzaron los "juegos de espías": para ver a los niños, tenía que llamar desde el teléfono "izquierdo", ponerme una chaqueta con capucha, anteojos oscuros. Una vez, la madre y los niños fueron llevados al servicio social, llevados a sus habitaciones, y la madre temía que se llevaran a los niños. Pero las chicas inteligentes respondieron todas las preguntas en ruso: "no entendemos", y se las devolvieron a su abuela. Ahora siempre tienen ansiedad en sus ojos. No nos dejan a mi abuela ni a mí ni por un minuto y se horrorizaron cuando les sugerí dar un paseo por el centro de San Petersburgo: la palabra "centro" les recordará la pesadilla que experimentaron durante mucho tiempo. Todavía tiemblan cuando escuchan español.

- ¿No se le permitió hasta el final a los niños? - No, el 25 de diciembre de repente permitieron una “cena conjunta”. Llevé a mi madre con las niñas a las montañas y por la noche las devolví al hotel. Mientras tanto, se acercaba la Navidad y los niños no eran entregados sin "autorización". Ayudaron los diputados Vitaly Milonov y Pyotr Tolstoy, el diplomático Vyacheslav Arutyunyan, la abogada Ekaterina Kevorkova, los empleados del Ministerio de Educación y el Ministerio de Relaciones Exteriores. El 29 de diciembre por la noche llegó la “autorización”, podíamos salir de España, pero nos pusieron una condición: que no habláramos de sustracción de niños. Pero no me quedé callado y presenté una demanda ante la TFR por las acciones ilegales de los españoles. Boletos comprados por separado a través de Estambul a San Petersburgo. El 30 de diciembre por la mañana, Javier trajo a mi madre y a las niñas al aeropuerto de Barcelona, yo viajaba en otro coche con Antonio Mantinio. También nos registramos por separado y nos encontramos en el avión. Cuando se fue, mi madre y yo nos santiguamos y lloramos de alegría. Y las chicas temblaban como hojas de álamo y se aferraban a nosotros.


- Bueno, ahora todo se acabó, pero el tiempo cura... - También pensábamos que la pesadilla española sería olvidada en San Petersburgo. No sé si el servicio de tutelas de San Petersburgo rinde cuentas a la Generalitat de Cataluña, pero nuestros “menores” recibieron ciento cincuenta páginas de tonterías de sus compañeros españoles y ahora están tratando de confirmar esas tonterías con el sudor de su frente Los españoles "descubrieron" un "mal estado psicológico y emocional" en Ellie y Lily, "olvidando" que ellas mismas las habían llevado a tal estado. Ahora nuestros "menores" descubren si tenemos una mala influencia psicológica en los niños. Incluso los españoles me acusaron de "falsificar la maternidad", pero cuando esta trama desapareció después de la prueba de ADN, apareció una versión "sexual" y, aparentemente, a nuestras autoridades de tutela les gustó especialmente el cuento de hadas español sobre la "educación sexual inadecuada". Los españoles también tienen un truco fresco: la segunda hija “no es mía”. Usted mira, y el nuestro recogerá.

- ¿Quién hace esto en San Petersburgo? – Comité de Política Social, Municipio de Kolomyagi y Centro de Asistencia a Familias y Niños. Dicen que firmaron un convenio con los españoles y en esos términos nos entregaron a los niños. A petición de España, nos vimos obligados a pasar cuatro exámenes socio-psicológicos de febrero a abril con la psicóloga del Centro de Atención a la Familia y la Infancia, Yulia Cheremisova. Pedí un examen psicológico para establecer el daño causado a los niños en España, pero resultó que las autoridades de tutela no pudieron hacerlo. Y nos pueden comprobar y enviar informes a los españoles. Parece que los "menores" de San Petersburgo están muy preocupados por el "honor del uniforme" de sus compañeros españoles. No adivinaré qué y quién tiene "máximo interés" aquí, por ejemplo, familiares y bienes raíces en España.

¿Cómo se están desarrollando los eventos ahora? - El 10 de abril, la psicóloga Cheremisova redactó una "Conclusión basada en los resultados de un examen sociopsicológico de la familia y el estado emocional de los niños", aprobada por el director del "Centro ..." Kirill Nikitin. Es un conjunto de "inferencias" basadas en las suposiciones del psicólogo. Entonces, en el dibujo de Lily, el psicólogo vio "una imagen similar a una flor o un pene". No sé cómo una flor dibujada por una niña de 6 años puede confundirse con un pene, pero es muy probable que haya nacido la conclusión de Cheremisova, que fue adoptada de inmediato por el servicio de tutela. Ya el 11 de abril, la jefa interina de la administración del municipio de Kolomyagi, Elena Tsarenkova, repitió la conclusión de la psicóloga: dicen que "no es posible excluir la educación sexual inadecuada de los niños".

- ¿Qué son los "hechos declarados"? - No sé, sólo hay basura repetida en papel de calco español. El 12 de abril, el vicepresidente del Comité de Política Social, Dmitry Tugov, refiriéndose a la "conclusión" de Cheremisova, dijo que mi madre había sido relevada de sus deberes como tutora "en interés de los niños". El 17 de abril, Elena Tsarenkova me informó que "no era posible" transferirme la custodia de mis hijos, y los archivos personales de Ellie y Lily "fueron transferidos para su registro ante la autoridad de tutela y tutela del Distrito del Almirantazgo de la Administración Local de la OMM .” Como dicen, llegaron.


- Es decir, ¿las niñas fueron registradas como huérfanas? - Sí, al instante y con los padres vivos. Fuimos engañados al privar a mi madre de la tutela y no transferirme el derecho de tutela. Aunque, cuando llegamos por primera vez a San Petersburgo, el servicio de tutela dijo que mi abuela debería rechazar la tutela, y luego se me otorgará la tutela. Ahora los niños, sobre la base de la "conclusión" de Cheremisova, pueden ser trasladados a un orfanato como huérfanos "huérfanos".

¿Qué hay de malo en esta "conclusión"? - Sí, no todo es así. Pedí evaluar esta "conclusión" de un científico autorizado, doctor en ciencias psicológicas y médicas, psiquiatra forense y experto forense, conflictólogo, sexólogo, maestro en derecho y autor de docenas de artículos científicos sobre psiquiatría, el profesor Vasily Belov. No citaré todos sus comentarios, expuestos en dos docenas de páginas. Aquí está la conclusión del profesor: "La conclusión no cumple con los criterios de confiabilidad, objetividad, amplitud e integridad de la investigación y no puede usarse como un documento de valor probatorio". Entonces, Belov señaló que Cheremisova "está tratando de hablar sobre la educación sexual inadecuada de los niños y las acciones de naturaleza sexual contra los niños, sin tener capacitación en el campo de la sexología". El profesor lo definió cortésmente como "un especialista que va más allá de los límites de competencia": de acuerdo con la ley "Sobre los fundamentos de la protección de la salud de los ciudadanos en la Federación Rusa", solo un psiquiatra, sexólogo y pediatra pueden diagnosticar actos sexuales contra niños. . Y tal "conclusión" formó la base para las decisiones de las autoridades de tutela, como si no estuviéramos hablando de niños, sino de gatitos. La situación es salvaje: primero, a los rusos nos persiguen por una delirante denuncia en Barcelona, luego, por una “punta española”, en San Petersburgo, y ahora nos quieren quitar a nuestras hijas, refiriéndose a la opinión incompetente. de un psicólogo incompetente. Lucharé contra esta anarquía en los tribunales, me quejaré con todos, desde el presidente Putin hasta las organizaciones internacionales de derechos humanos, pero no permitiré que me quiten a mis hijos.


Entrevistado por Grigory Sarkisov Del editor. "LG" brindará una oportunidad para que los servicios sociales relevantes comenten sobre la situación, si lo consideran oportuno. Etiquetas: Pesadilla juvenil , Elena Lang , Entrevista a Grigory Sarkisov



3151 visualizaciones7 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

7 Comments


Unknown member
May 22, 2023

Todos los años desaparecen en EEUU 800.000 niños y en el mundo entero 8.000.000 de niños. ¿Dónde están? ¿Dónde terminaron? ¿Qué fue de ellos? ¿Cuánto habrán sufrido? Es muy triste y lamentable que vivamos en un mundo donde no se protege a los menores como debiera ser. Admiro a esta madre por la lucha que tiene por proteger a sus hijas. Y también admiro a todos aquellos que luchan por proteger a los menores.

Like

Gracias por la información.

¡Es tremendamente doloroso,ver que los derechos y el bienestar psicológico de estas niñas ha sido tán terriblemente vulnerado!

¿Por qué esto no se da a conocer en las noticias para que los ciudadanos respondan?

Los niños son un bien muy preciado y frágil que hay que tratar con muchísimo cuidado.

Y,sí,es cierto que en España,los niños son propiedad del Estado y los ciudadanos lo ignoran y no hacen por revocarlo.

Pero aún así es espeluznante.

Todo cuanto está en mi posibilidad de cambiar ésto,lo hago.

Son muchos los casos de menores y no tán menores que son internados sin ningún tipo de defensa.

Muchas gracias por tu labor

Like
Replying to

Toda la maldad que se despliega a nivel institucional y con la que se obtiene muchos beneficios, siempre se oculta o se reviste de otra forma

Like

Madre mía, por Dios!!! y yo sufro porque mi hija está con su padre y muy mal tratada psicológicamente.... lo que les pasa a ellos es mucho peor. Espero y deseo que todo se resuelva favorablemente para nuestros niños. Es brutal el maltrato, brutal... Gracias Luis por todo lo que haces!!!!

Like

No entiendo ni papa, pero se me ponen los pelos de punta.

Solo se me ocurre pensar que todas esas instituciones están llevadas por enfermos mentales muy peligrosos. ¿De donde han salido, como se han juntado y puesto de acuerdo para llevar a cabo esas atrocidades? Y sobre todo...¿quién las orquesta? Desde luego una mente sana no.

Like
Replying to

No insultes a los que etiquetan de "enfermos mentales"

El tipo de individuos que hacen estas cosas son los mismos que etiquetan a otras personas inocentes de "enfermos mentales" y les hacen lo mismo que a estas niñas.

Like

Sin palabras Luis! como padre sentimos mucho miedo al ver estos casos , pero cierto es que aportais luz ,como siempre! gracias por compartir, gran trabajo el que haceis!

Like
bottom of page