Cosme Naveda vuelve a demostrar qué poco le importa la salud de los pacientes


Cosme Naveda vuelve a las andadas. No le bastó con ir a llorar a la Fiscalía un delito de atentado contra la salud pública.

Necesitaba además amparar la denegación de prestaciones médicas como es la certificación del estado de salud.

A todo eso le llama "certificados de complacencia".

Cuando un paciente pide un certificado médico, en el que tan solo debe poner el estado de salud del paciente y sus patologías y problemas de salud de forma objetiva, no está pidiendo complacencia sino un derecho.


Pero Cosme, aliado de Urkullu en esta gran estafa de la pandemia donde solo se vierten datos falsos a la población a cambio de dinero público, insiste en privar a los pacientes de sus legítimos derechos y prestaciones, mientras ampara la falsedad y la corrupción.

Y así se expresa ante sus colegiados:


El desconocimiento de la profesión médica y de la ciencia jurídica, le lleva a afirmar, que "intentar obligar a la expedición de un certificado de complacencia puede ser constitutivo de un delito"

No se puede ser más ignorante. No se puede ser más maleducado.

Flaco favor hace Cosme al prestigio de los médicos, a los que deja a la altura de un gremio prepotente y arrogante que va ganado paso a paso el desprecio de los ciudadanos.

1,351 vistas8 comentarios
Captura de pantalla 2020-04-15 a las 16.
  • Icono social de Spotify
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram