top of page

El animus necandi del Gobierno Balear



Se atrevió a alzar la voz ante el sistema sanitario en un momento clave que coincidía con el reciente inicio de la anhelada vacunación contra la covid-19 en España. Nadiya Popel dijo en aquella entrevista a este diario, que leyeron más de un millón doscientas mil personas, que no pretendía crear polémica con sus palabras sino dar información a la gente porque estaba advirtiendo en pacientes que acudían a Urgencias del Hospital Mateu Orfila, donde trabajaba, efectos secundarios de la vacuna. Añadía que quizás era el momento de buscar «métodos más saludables» para salir adelante y decía bajo su criterio que la vacunación debía detenerse.


Lejos de quedarse en la exposición puntual de sus opiniones, la doctora Popel se creció a medida que pasaban los días y sus postulados la convertían en una adalid de los negacionistas de la vacuna. Lo que en principio fue una manifestación voluntaria y valiente para salvaguardar, dijo, su propia conciencia profesional en base a su experiencia diaria, se convirtió en proclamas constantes de rechazo y múltiples apariciones en concentraciones contra el fármaco.


La doctora que vino de Ucrania ha seguido adelante con su posicionamiento a costa de poner en riesgo su carrera profesional y nada va a ser igual para ella desde que entró en este círculo mediático en el que, aparentemente, no se ha sentido incómoda.


Una prueba de ello es el conflicto administrativo que genera su readmisión ordenada por una jueza, en colisión con la suspensión que decidió el Colegio Oficial de Médicos de Balears, retirándole su condición de colegiada durante 18 meses.


Es trabajo de su abogado, conocido por su negacionismo, litigar ante el mismo juzgado para que el auto de la magistrada, como parece lo más lógico, prevalezca ante una suspensión colegial.


Mientras tanto Nadiya Popel deberá seguir atendiendo a quien le pida opinión y ofreciendo charlas en las que argumenta el rechazo a la vacunación, su ocupación actual tras 17 años en las urgencias del ‘Mateu Orfila’.



Me califica innecesariamente como "conocido por su negacionismo".


No puedo entender dicha expresión

¿Negacionismo de qué?

Es arbitrario, es insultante, es intolerable.

Quien les escribe, lleva trabajando como enfermero 30 años y es también abogado y se dedica a luchar por los derechos de los pacientes desde 2015.

¿Negacionista de qué?


Miguel Juan Urbano, no se atrevería a calificar a la Juez de "Negacionista"

Y hasta donde yo sé, estamos en la misma posición jurídica de defender la ley y el derecho.


Diga una sola publicación en la que yo niegue algo que justifique insultarme de negacionista. Una sola. Seguro que conoce muchas y por eso le ha salido el natural insulto, pero le pido una sola manifestación mía que pueda ser tildada de negacionista.


Si no encuentra ninguna manifestación, deberá rectificar inmediatamente.


Atentamente Luis de Miguel Ortega

Abogado nº 4587 del ICA de Alcalá de Henares

Abogado de la Dra. Popel

793 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Telegram

3 Comments


Juan Carlos
Juan Carlos
Sep 23, 2022

Luis, de que te extrañas? Aquí, la convocatoria de médicos que hubo en el Arriaga,expresando, que la kakuna, estaba provocado muertes, un compañero de trabajo, lo relaciono, con los negacionistas...asique de que nos vamos a extrañar??? Algún día ka gente se dará cuenta de que han sido engañados...y será demasiado tarde, pues el daño ya será irreparable... ánimo Luis, a ver si el sujeto, rectifica...ojalá.un gran abrazó y ánimo!!!!!

Like

Q cansinos son con el negacionismo, adjetivo para difamar e insultar a personas, yo,pxej q simplemente no me he vacunado, ni lo haré mientras tenga uso de razón.

Like

Una constante lucha entre la luz y las tinieblas.. No pararán de difamar. Si se atreven con vosotros imagínate lo que están haciendo con la gente común y corriente. Gracias por dejarnos constancia de todo lo que estáis padeciendo. Voy "a dar voces". 🙋‍♀️❤️❤️

Like
bottom of page