Exceso de mortalidad o eutanasia


Se abren Diligencias Previas contra Alba Vergés y los miembros del Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña por alentar y permitir medidas de eutanasia.

Durante esta "pandemia" un fenómeno alarmante ha sido el exceso de mortalidad en ancianos.

Por una parte, siendo el grupo más vulnerable, el estado de alarma se ha olvidado de ellos y se ha centrado en la población general.

Por otra parte, hemos encontrado videos e instrucciones escritas avalando y animando a poner sistemáticamente a los ancianos bajo "cuidados" "paliativos".

Dulce Revolución y Josep Pámies, presentaron denuncia ante los Juzgados por diversos delitos, entre los cuales estaba el posible homicidio de ancianos tras las instrucciones o consejos del Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña que se divulgan en la Consellería de Salud a cargo de la Sra. Alba Vergés.

En dichos "consejos" se indicaba la retirada de soporte ventilatorio a los mayores y el empleo del medicamento Midazolam para "mejorar el confort" de los ancianos, cuando la realidad es que ese medicamento en ancianos, con problemas respiratorios y sin soporte ventilatorio resulta mortal.

Si a todo ello sumamos el dato de que se han hecho "ensayos clínicos" con los pacientes ingresados sin proteger los derechos de los pacientes y suprimiendo el consentimiento informado, tenemos como conclusión que los Gobiernos -como por ejemplo el catalán-, se han embarcado en una deriva totalitaria y eugenésica difícil de tolerar, donde pretenden la vacunación obligatoria de niños, la experimentación con adultos y la eutanasia de ancianos. y todo ello se plantea en un escenario de Nueva Normalidad.

El 12 de Junio recibimos, después de varias semanas de espera donde parece que a nadie le importa la seguridad y la vida de los ancianos, contestación de un Juzgado de Instrucción de Barcelona, por el que se abren Diligencias Previas por los delitos denunciados, siendo parte importante el Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña que participa en esos consejos y que no reprocha en forma alguna la postura de la Generalitat.

Como no puede ser de otra manera, se pide informe de la Fiscalía para empezar las Diligencias, pero estamos seguros de que esa Fiscalía que ha tenido tanto tiempo para investigar la muerte de ancianos en residencias privadas -abandonadas por el Gobierno-, guardará un poco de tiempo para investigar la muerte de ancianos en hospitales públicos.


Sea como fuere, interesa a esta parte que los funcionarios y médicos que hubiesen participado o colaborado con técnicas de eutanasia sistemática frente a ancianos, acaben con sus huesos en la cárcel, habida cuanta de la ingente cantidad de ancianos que podrían haber fallecido por la obstinación política de quien defiende la eutanasia como un bien absoluto o como técnica para "mejorar el confort".

Igual suerte debe corresponder a quienes hubiesen autorizado experimentos y ensayos sin garantizar los derechos de los pacientes y que a no pocos ha causado daños irreparables e incluso la muerte.

Seguimos esperando desde el principio, unas cifras creíbles de contagios y mortalidad. Las cifras que presenta el Ministerio de Sanidad, ya no se las cree ningún país del mundo y se han dedicado a sumar y restar muertos con la única intención de confundir y de ocultar el crimen.

Seguimos sin saber, cuál es la razón de que en España exista una tasa tan alta de mortalidad no comparable con la de ningún país de la OCDE, y de por que se han prohibido tratamientos eficaces como el Dióxido de Cloro, la vitamina C o la Hidroxicloroquina.

E igual que ha pasado en Cataluña, ha pasado en la Comunidad de Madrid y en otras, donde el color poco importa cuando se trata de obedecer los planes eugenésicos y totalitarios de agencias extranjeras



2,949 vistas3 comentarios
Captura de pantalla 2020-04-15 a las 16.
  • Icono social de Spotify
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram