El Parlamento Europeo vota sobre reducir las garantías de las vacunas OGM.


Una de las cosas más sospechosas de esta crisis sanitaria, es la obsesión de los políticos por "necesitar" una vacuna, porque realmente era un mensaje político y no científico que se inicia en enero cuando la pandemia no había sido declarada y cuando ni siquiera se sabía a ciencia cierta ni el mecanismo de transmisión cómo evoluciona la enfermedad.

Cuando todavía la pandemia no había empezado, la vacuna era ya necesaria.

Nuestro más inteligente y científico Ministro, reconoce que el 2 de febrero entro en contacto con expertos para investigar sobre una vacuna y para hacer cambios legislativos que la favoreciesen (un mes y medio antes del estado de alarma), y los cambios legislativos se "hicieron" mucho antes que la declaración de alarma, en aquellos días donde era imposible que hubiese contagios y mucho menos muertes en España.

En marzo de 2020, aparece el RDL 8/2020 que habla en la exposición de motivos, de la liberación de organismos genéticamente modificados con reducción de garantías de seguridad.

Lo que parecía una ocurrencia alocada y precipitada, el Ministro confirmaba que era algo premeditado con suficiente antelación. Lo que parecía ser una ocurrencia de nuestro más inteligente Ministro, esta semana se confirma que era un plan prediseñado desde el globalismo.

La carrera por la vacuna, para una enfermedad prevenible, tratable u curable, no ha sido una necesidad de salud pública sino un plan político

El 10 de Julio de 2020, se debate y vota en el Parlamento Europeo, varias propuestas relativas al COVID. Se presenta la

Propuesta de REGLAMENTO DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO relativo a la realización de ensayos clínicos y al suministro de medicamentos de uso humano que contengan organismos modificados genéticamente o estén compuestos por estos organismos, destinados a tratar o prevenir la enfermedad coronavírica

La cuestión nuclear de esta modificación del reglamento es la de reducir las garantías de seguridad en el uso de organismos genéticamente modificados en su uso en ensayos clínicos.

No se trataba de una ocurrencia del Ministro "cohetes".

"Razones y objetivos de la propuesta

El objetivo de política sanitaria de la presente propuesta de Reglamento es velar por que los ensayos clínicos con medicamentos de uso humano que contengan OMG o estén compuestos por estos organismos, destinados a tratar o prevenir la COVID-19, puedan iniciarse rápidamente en ausencia de una evaluación del riesgo medioambiental o de una autorización previas con arreglo a la Directiva 2001/18/CE o a la Directiva 2009/41/CE, en la medida en que exista una declaración válida de pandemia de la Organización Mundial de la Salud, o en caso de que la COVID-19 se declare como situación de emergencia de conformidad con la Decisión n.º 1082/2013/UE."


Más claro: agua. El Reglamento propuesto no ha sido objeto de una consulta pública ni de una evaluación de impacto de la Comisión, y esto que se ha votado el 10 de julio, fue redactado y publicado el 17 de junio.


Kateřina Konečná, Marc Botenga en nombre del Grupo GUE/NGL (Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde (IU))

Dice en su ponencia que:

"Considerando que la COVID-19 ha demostrado la interdependencia entre la salud humana y la salud del planeta; que la aparición de zoonosis, enfermedades que se contagian de los animales a los seres humanos, se agrava por el cambio climático y la degradación del medio ambiente;"

En una delirante arenga política de 12 páginas tira balones fuera y omite el fondo del debate en una posición de "el que calla, otorga".


Alexandr Vondra en nombre del Grupo ECR (Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos (VOX))

"Acoge con satisfacción la estrategia de la UE en materia de vacunas, propuesta recientemente por la Comisión;

Recuerda el principio «Una sola salud», que refleja el hecho de que la salud de las personas, los animales y el medio ambiente están todas ellas interconectadas y que las enfermedades pueden transmitirse de las personas a los animales y viceversa; destaca la necesidad de adoptar un enfoque de «Una sola salud» ante las pandemias y las crisis sanitarias, tanto en el sector de la salud humana como en el sector veterinario;"

Y en una cargada soflama política de 9 páginas tira balones fuera y omite el fondo del debate en una posición de "el que calla, otorga".

Jytte Guteland en nombre del Grupo S&D (Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (PSOE))

"Pide a la Comisión, a los Estados miembros y a los socios mundiales que garanticen un acceso rápido, justo, equitativo y asequible a las futuras vacunas y tratamientos contra la COVID-19 una vez estén disponibles;"

"Pide que se refuercen las orientaciones de la Unión en materia de salud y que, en algunos casos, se conviertan en obligatorias, por ejemplo: los planes de acción de la Unión sobre la resistencia a los antimicrobianos y la vacunación deben reforzarse con medidas vinculantes, como una tarjeta de vacunación de la Unión para los ciudadanos;"

Y en un soso discurso de 8 páginas tira balones fuera y omite el fondo del debate en una posición de "el que calla, otorga".

Véronique Trillet-Lenoir en nombre del Grupo Renew (Renovar Europa (UPYD PNV))

"Acoge con gran satisfacción el aumento exponencial del presupuesto propuesto para e nuevo programa EU4Health;"

"Pide a la Comisión que revise el mecanismo de adquisición conjunta en el marco de la Decisión sobre las amenazas transfronterizas graves para la salud y que proponga un nuevo reglamento que promueva su uso para adquirir vacunas y tratamientos,..."

Y como si fuese un guión prediseñado de 10 páginas tira balones fuera y omite el fondo del debate en una posición de "el que calla, otorga".


Peter Liese, en nombre del Grupo PPE (Grupo del Partido Popular Europeo (PP))

"apoya el Plan de acción de la Comisión sobre vacunación y pide a la Comisión y a los Estados miembros que lo apliquen rápidamente; hace especial hincapié en que todos los ciudadanos europeos y los pacientes del resto del mundo deben tener acceso a la vacuna o el tratamiento contra la COVID-19; señala que la Unión Europea debe hacer un llamamiento al diálogo y la cooperación, pero también contar con un plan B en caso de que los terceros países no puedan compartir la vacuna o el tratamiento o sus conocimientos respectivos; pide a la Comisión y a los Estados miembros que examinen la posibilidad de recurrir a licencias obligatorias y medidas comerciales en tal caso;"

Y en un discurso barato de 6 páginas tira balones fuera y omite el fondo del debate en una posición de "el que calla, otorga".

Petra De Sutter en nombre del Grupo Verts/ALE (Grupo de Los Verdes/Alianza Libre Europea (ERC - ICV))

"Pide a la Comisión, a los Estados miembros y a los socios mundiales que garanticen un acceso rápido, justo, equitativo y asequible para todos a las futuras vacunas y tratamientos contra la COVID-19 tan pronto como estén disponibles;" "Pide que se refuercen las directrices de la Unión en materia de salud y que en determinados casos se hagan de obligado cumplimiento, como los planes de acción de la Unión sobre resistencia antimicrobiana y vacunación, que deben reforzarse con medidas vinculantes, como limitar la prescripción de antimicrobianos para uso humano a lo estrictamente necesario, y una tarjeta de vacunación de la Unión para los ciudadanos; pide que se hagan obligatorias las orientaciones del ECDC para la crisis sanitaria de la COVID-19, por ejemplo los métodos para registrar defunciones y recuperaciones;"

Y en un discurso flatulento de 10 páginas tira balones fuera y omite el fondo del debate en una posición de "el que calla, otorga".

En una propuesta común del Parlamento a la Comisión sobre la estrategia de salud pública de la Unión Europea después de la COVID-19 (2020/2691(RSP)), los parlamentarios exponen lo que sigue:

  • "Considerando que crece la preocupación en torno a las reticencias a la vacunación y su impacto en la salud pública; que es precisa una mayor claridad acerca de los beneficios y los riesgos de la inmunización en la organización y la ejecución de los programas de vacunación en los Estados miembros;"

  • "Considerando que la conferencia de donantes auspiciada por la Comisión el 4 de mayo de 2020 con el fin de recaudar 7 500 millones de euros para el desarrollo de vacunas, tratamientos y herramientas como bien común mundial en relación con la COVID-19 alcanzó los 15 900 millones de euros el 27 de junio de 2020; que, en su Comunicación titulada «El momento de Europa: reparar los daños y preparar el futuro para la próxima generación» (COM(2020)0456), la Comisión afirma que «[c]ualquier vacuna futura debe estar producida por el mundo y para todo el mundo, y ser asequible y accesible para todos»;"

  • "Considerando que la estrategia de la Unión en materia de vacunas se basa en compromisos anticipados de mercado pero no hace referencia explícita a la disponibilidad al coste;"

  • "Pide a la Comisión, a los Estados miembros y a los socios mundiales que garanticen un acceso rápido, equitativo y asequible para todos en todo el mundo a las futuras vacunas y tratamientos contra la COVID-19 tan pronto como estén disponibles;"

  • "Solicita que se recurra a la adquisición pública conjunta de la Unión para comprar vacunas y tratamientos contra la COVID-19, y que ello se haga de forma más sistemática para evitar que los Estados miembros compitan entre sí y para garantizar un acceso equitativo y asequible a medicamentos y productos sanitarios importantes, especialmente en el caso de nuevos antibióticos innovadores, nuevas vacunas y tratamientos curativos, así como medicamentos para enfermedades raras;"

  • "Aboga por la introducción de una tarjeta de vacunación de la Unión;"

Hablan en resumen, por si no lo habían percibido de un monopolio sanitario donde la investigación, la producción, la compra y la distribución esté controlada y concertada por los políticos.

En ningún momento se habla de libertad de investigación, de garantías, de seguridad, de eficacia demostrada, de libertades de profesionales y pacientes.

Control, control y control, cartilla de vacunación europea y vacunas.


La iniciativa de la Comisión no ha tenido el apoyo del Parlamento que ha tirado balones fuera y ha insistido en su discurso totalitario en cuanto a sanidad, pero estatutariamente el Parlamento no tiene capacidad para dirigir las políticas de la UE y es un mero órgano consultivo sin capacidad de decisión. Visto que las propuestas del Parlamento en nada contradicen el borrador de la Comisión, es "una aprobación tácita mediante una desprobación expresa" (la política es lo que tiene...)

Ahora habrá que esperar a que se pronuncie la Comisión Europea que visto lo visto, seguirá adelante con su plan de modificación para permitir el ensayo con productos genéticamente modificados con reducción de garantías en la salud humana y medioambiental... y todo ello si no nos ponemos en marcha.

0 vistas

TELEGRAM y Whatsapp

(envía un mensaje antes de llamar)

638066343

E-MAIL

acus@scabelum.com

Para enviar archivos o información personal

scabelum@gmail.com

Captura de pantalla 2020-04-15 a las 16.
  • Icono social de Spotify
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram